¿Qué comemos hoy?

Mis gatos son unos muertos de hambre. Se sientan a mi lado mientras cocino para poder chequear todo de cerca, no sea cosa que los deje sin comida.

Vamos con los datos de este “omelette”.
En una cacerola puse aceite de oliva extra virgen con un poco de agua, una zanahoria, una pechuga de pollo (en realidad se llama churrasco de pollo porque viene deshuesado) y acelga. Cociné al vapor y cuando estuvo listo lo procesé. A esto, le agregué dos huevos (recuerden que si el gato no puede comer yema, usen solo la clara que es muy buena proteína) y y cúrcuma. Mezclé todo y lo puse en una sartén precalentada y humedecida en agua para terminar de cocinar. Me quedó como una especie de omelette. Sinceramente pensé que no lo iban a querer y sin embargo: GLUP!

Anuncios

Ensalada de acelga, zanahoria y pescado

Ayer vino el pedido de la huerta en la que solemos comprar productos orgánicos para todos. Aprovechando la ocasión, decidí preparar una rica ensalada de acelga cortada bien chiquito, con zanahoria rallada y semillas de zapallo, amaranto, lino y sésamo bien procesadas. Esto, tan fácil y simple, lo mezcle con un gatuzo desmenuzado (lo preparé al horno, con una base de agua y oliva) y listo. Fresco, rico, natural. #Miau

La zanahoria tiene mucha vitamina A por eso solo le damos un centímetro por semana. Nada más.

Puré de brócoli con pescado y arvejas.

Una de las verduras favoritas de esta familia es el brócoli. Aunque parezca mentira, lo descubrimos este año, gracias a unos amigos. Y fue amor total. Por eso siempre que podemos, lo incorporamos en nuestras comidas. Hoy, lo pusimos en el puré.

Así preparamos las verduras:
agua
aceite de olvia
verduras bien lavadas
1 diente de ajo
Metemos todo en la cacerola, la dejamos semi destapada y cocinamos a fuego lento. Cuando estén listas, las procesamos o cortamos en cubitos bien chiquitos. A mí me resulta más procesarlas.

Una vez resuelto esto, desmenuzamos el filet que teníamos reservado en la heladera (lo hice a la plancha), lo mezclamos con el puré y agregamos unas arvejas. No suelo usar verduras congeladas, no me gusta pero por esta vez… uno poco no está mal.

 

Empacho o indigestión en mascotas

¿Qué hacer cuando los gatos se empachan? ¿Se empachan normalmente? En general las indigestiones se dan por y gracias al alimento balanceado, porque no logran digerirlo bien y entonces eso le trae complicaciones digestivas. Pueden verse decaídos, tener vómitos y dolores estomacales.
También puede ser que además del balanceado, roben comida de la alacena en el caso de que hayan aprendido a abrirla, como los gatos de esta casa.
Lo que no es normal es que un gato se dé un atracón o se indigeste con la comida natural… salvo los míos, que mientras tenían alimento riquísimo en el plato, vieron que yo estaba preparando pescado para luego congelarlo y se lo robaron. Literalmente.

En estos casos se los hace ayunar unas doce horas y si en casa tenemos gotas de camomila (siempre después de haber consultado al veterinario) o té de manzanilla, le damos eso. Y agua, para hidratarlos si es que han vomitado mucho.

Según nos dijo la veterinaria, los gatos aunque ya no coman balanceado, tienen un poco de apetito pervertido (deseo de comer sustancias indigeribles o de practicar actos antinaturales o antifisiológicos). Por otra parte, ese pescado que encontraron en la cocina, a su alcance, significó una aventura tan importante como haber salido de cacería. El gato doméstico no caza pero éste cazó un pescado de un wok, se lo llevó y se lo comió. Por otro lado acá, cocinamos tan rico y con tanto amor, que quieren comer todo el día. 

 

 

Revuelto de pescado

A veces me cuesta inventar platos nuevos para los gatos pero de a poco y con paciencia, lo voy logrando. Hoy hice esta mezcla un tanto rara pero efectiva.

Ingredientes:
2 huevos
1 zanahoria rallada
1 filet de gatuzo
1 cucharadita de polenta (los cereales como la avena o la polenta deben usarse con cuidado. Siempre en cantidades mínimas porque pueden obstruir las vías urinarias)
agua
semillas procesadas

Batimos dos huevos (recuerden que la yema es restrictiva si nuestro gato tiene problemas de vesícula o padece colangitis. En ese caso solo clara, que puede comer todo lo que quiera ya que es una proteína de excelente calidad) y mientras ponemos a cocinar un filet de gatuzo, rallamos una zanahoria previamente lavada. Una vez que el pescado está listo, lo desmenuzamos chequeando que no haya quedado ninguna espina, cosa que a veces no ocurre. En el agua de cocción, ponemos a cocinar un poco de polenta. Cuando ya tenemos listo todo, lo ponemos en una sartén levemente untada con oliva, unimos como un revuelto y listo. Espolvoreamos con un toque de semillas procesadas y a los platos. #Miau