Música para relajar gatos y perros

A veces se ponen un poco molestos y corren de un lado para otro cuando uno solo quiere dormir o estar tranquilos. Prueben esto. A muchos les ha funcionado. Y de última, ayuda a que uno baje unos cambios, lo cual siempre es bueno para todos.

Anuncios

Hospital escuela

Los que tenemos mascotas sabemos que es difícil dar con un buen veterinario que entienda que nuestro gato, perro, hamster o lo que sea, no es un número sino un ser vivo y que debe ser tratado con amor y respeto y no como una forma de ganar dinero.
El hospital escuela es un lugar que debería figurar primero en nuestra lista a la hora de elegir dónde atender a nuestras mascotas. (La veterinaria de mis gatos, cuando se tomó licencia por maternidad, me mandó ahí sin dudarlo).
Tal vez nos quede trasmano pero incluso si tenemos un veterinario de confianza y necesitamos recurrir a una segunda opinión, ésta es altamente recomendable.

Gato degorey

las paredes de este cuarto

esconden un gato;

él sabe de quien es

pero su dueño lo ignora:

pasa a su lado como

si no existiera.

“no es oro ni dinero

lo que deseo”, piensa el gato

y pega una sonrisa en el piso,

el dueño la salta

y sigue adormilado,

como si nada. ansioso por una

nueva taza de brandy.

son sólo dos seres, juntos, en

aquel lugar. mirándose e ignorándose.

 

en las paredes de mi cuarto

se esconde un gato

de sonrisa blanca

y mirada maliciosa.

Ojos enormes, llenos de intriga

mirándome como si hubieran descendido del cielo.

un cielo enorme y nubarroso.

las lagartijas saltan a su lado. y le canturrean

canciones melancólicas y llenas de olores.

el gato las baila. las sueña. las huele.

mi gato las vive. vive las canciones de las

lagartijas.

baja primero una pata. luego baja la otra.

y ya tiene un paso de moda.

 

el gato

es fantástico no es sumiso

ni es esclavo…

camina libre por las paredes.

 

y desde ahora

quedará confundido por mi sonrisa

que se pegará al suelo

y que él saltará.

el muy bandido.

(susana salguero)